En los edificios antiguos es la fachada la protagonista y en definitiva, la que aporta ese aspecto único y distintivo. Ellas cuentan con una serie de elementos formales y compositivos tales como las balaustradas, las cornisas o las carpinterías de madera artesanales, y que brindan ese carácter diferenciador de los edificios más recientes, caracterizados por la depuración de líneas y exentos de decoración.

fachada-antigua

El mantenimiento de fachadas antiguas en los edificios es una de las principales preocupaciones de sus moradores, y claro que también, del Ayuntamiento. En muchos casos se trata de edificios históricos que aportan a la zona un carácter más destacado y por lo que, el mantenimiento de esas fachadas, puede repercutir directamente en la economía barrial debido a que influye en la revalorización de la zona o aporta mejoras a la calidad del paisaje urbano.

Con las obras para mantener la fachada antigua se deben respetar los materiales originales para que su carácter formal y visual sea respetado. Pero este trabajo sobre un sistema constructivo preexistente que tiene como objetivo reparar o mantener sus elementos exteriores, no solo debe considerar sus componentes materiales sino que, ademas, su ejecución debe ser debidamente planificada y resuelta considerando todos los aspectos técnicos y constructivos para evitar cualquier tipo de inconvenientes a mediano o largo plazo.  Se tratan de edificios, a veces tan antiguos y delicados, que no es aceptable precipitarse en actuaciones indebidamente diagnosticadas.

El proceso del mantenimiento de las fachadas antiguas requiere una vital atención por parte de técnicos para resolver adecuadamente las posibles patologías existentes según el caso.  Como puntos importantes que deben verificarse a la hora de una revisión total de una fachada antigua caben destacar el estado de mantenimiento de sus muros portantes, verificando posibles fisuras o agrietados en su superficie, o de sus balcones, prestando atención también en el estado de su estructura. Por otro lado, se puede analizar el estado actual de sus revestimientos y acabados, poniendo especial atención en la elección adecuada de la solución para su reparación, llegado el caso. Claro está que por sobre todo, la estabilidad del edificio destaca por su prioridad en este tipo de trabajos. No obstante, optar por materiales eficientes, resistentes y duraderos en sus acabados, también es condición necesaria para que el mantenimiento de fachadas antiguas sea exitoso.
 

¿Como se encuentra la fachada en su edificio? Contáctenos aquí por cualquier consulta.

También te puede interesar >>  Fachadas de casas: Claves que necesitas conocer para restaurarlas adecuadamente
Comparte este artículo en tus redes. ¡Tu aporte en la comunidad es importante!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.