Qué es el desarrollo sostenible

Sobre qué es el desarrollo sostenible con exactitud, en primer lugar debemos considerarlo como una reflexión constante en cualquier tipo de actividad económica, y más aún cuando empiezan a ser evidentes las condiciones de deterioro que conlleva nuestro planeta debido a la creciente explotación de sus recursos naturales y a un desarrollo económico basado en un consumo descuidado, excesivo e irresponsable.

qué es el desarrollo sostenible

Cuando pensamos sobre qué es el desarrollo sostenible, necesariamente debemos analizar la situación actual en donde existe una progresiva disminución del potencial de nuestro planeta para aportarnos los recursos naturales necesarios para un desarrollo que pueda ser saludable y sustentable en el tiempo. El desarrollo sostenible no es solo una cuestión a tener en cuenta. En realidad supone un determinado contexto social y económico de vital importancia y sobre el cuál se sustentará el desarrollo saludable de las próximas generaciones. Pensar de una forma no cortoplacista supone una gran oportunidad de tener en cuenta las limitaciones naturales del planeta y así evitar llevarlo a un inevitable infarto ecológico.

Para entender concretamente qué es el desarrollo sostenible, es importante definirlo como la capacidad del ser humano de obtener recursos para satisfacer sus necesidades, pero sin comprometer las posibilidades y recursos de las generaciones venideras. En realidad las necesidades de estas futuras generaciones vienen a ser la base fundamental para definir con exactitud qué es el desarrollo sostenible y así garantizarlo con rigor.

De forma muy simplificada, una sociedad que incorpora para su desarrollo un criterio de sostenibilidad, es aquella en la cual sus recursos primarios son utilizados a un ritmo que en ningún caso supera el tiempo de regeneración, y en el caso de los recursos no renovables, como puede ser el petróleo, se debe reducir drásticamente su utilización para ser reemplazado por sistemas que hagan posible la generación de energías renovables.

También te puede interesar >>  Proyectos eficientes y sostenibles

En todo caso, en la actualidad vivimos una situación de la que ninguna actividad económica puede verse indiferente. En el sector de la construcción, los números son claros. Los edificios en los que pasamos el 90% de nuestra vida, consumen entre un 20 y u 50% de los recursos naturales entre minerales, energía y agua. Los costes ecológicos del sector de la construcción no pueden seguir siendo menospreciados. Es evidente entonces, que para la necesaria aplicación de criterios modernos de sostenibilidad y para una responsable utilización de recursos que contemple un claro desarrollo sostenible de la sociedad en su conjunto, serán necesarios cambios estructurales en los valores culturales, económicos y sociales. Creemos positivamente que vamos encaminados en ese objetivo.

“Cuando el último animal sea asesinado y el último árbol derribado y el último río envenenado,
te darás cuenta que el dinero no se come.”

Comparte este artículo en tus redes. ¡Tu aporte en la comunidad es importante!
Share on Facebook60Tweet about this on TwitterShare on Google+1Share on LinkedIn15