Una construcción sostenible va más allá de un propósito personal. Como bien es sabido, ésta demanda por unos procesos más sostenibles en la construcción, han comenzado a ser regulados desde el sector, con el objetivo principal de mejorar notablemente el comportamiento ambiental de los edificios.

construccion sostenible

Para entender más sobre la construcción sostenible, lo primero es aclarar que pensar únicamente en los vehículos como agentes contaminantes del entorno es como poco, un error. Los edificios por si solos, consumen entre un 20% y un 50% de los recursos energéticos según su entorno. Además, es importante destacar cómo el sector de la construcción no sólo es un gran consumidor de recursos naturales, sino que también los edificios, durante su vida útil, continúan generando grandes niveles de contaminación debido a su producción de emisiones de CO2 o también debido al importante impacto que tienen sobre el territorio en el que se construyen.

Aspectos importantes para una construcción sostenible

En la arquitectura y la construcción sostenible, aspectos como los consumos de energía y el impacto ambiental que se produce son cuestiones prioritarias durante todo el proceso que integra el diseño, la construcción y el mantenimiento de un edificio.

En lo que a los materiales utilizados se refiere, la construcción sostenible aprovecha las posibilidades que brindan los materiales de construcción responsable y ecológica, los cuales son aquellos en los que tanto para su producción o instalación, han sido requeridas actuaciones de bajo impacto ambiental. Estos materiales deben ser claramente duraderos y reutilizables. Además, en su composición, es importante que incluyan materiales reciclables y de producción local.

Dentro de los materiales de construcción sostenible, la madera certificada es la más utilizada debido a su bajo impacto ambiental en su producción y ciclo de vida. En cuanto a materiales para aislamientos son considerados mayormente aquellos que son totalmente reciclables o compostables, tales como la celulosa, la paja o los residuos de madera. Este tipo de materiales no deben generar residuos y deben cumplir con la mayor eficiencia energética en cuanto a la regulación de la temperatura. Las pinturas y los tratamientos para la madera no deben contener ningún tipo de sustancias que puedan perjudicar la capa de ozono y deben tener una producción de bajo impacto ambiental.

También te puede interesar >>  Un proyecto de obra cuidado es la mejor garantía

En definitiva, toda aquella acción o decisión que se corresponda con una construcción más responsable con el medio ambiente es un gran aporte para hacer desparecer una gran cantidad de malos hábitos adquiridos durante décadas de derroche de los recursos naturales.

¿Cuál es tu opinión? ¿Es importante invertir en el desarrollo de una construcción sostenible? Mira también éste artículo sobre materiales sostenibles en la construcción: El corcho

Comparte este artículo en tus redes. ¡Tu aporte en la comunidad es importante!
Share on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on Google+2Share on LinkedIn14